Nuevas recetas

Queso a la parrilla con canela y pasas

Queso a la parrilla con canela y pasas


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¿Alguien quiere postre para el desayuno?

¿Quién necesita lo salado cuando lo tienes dulce? Hecho con pan de pasas con canela y relleno de queso crema y mermelada, este desayuno es perfecto para cualquier persona con un gusto por lo dulce o dos.

Cortesía de McCormick

10 m

(preparar tiempo)

8 m

(hora de cocinar)

Ingredientes

  • 1/4 taza de mermelada de frambuesa sin semillas
  • 1/4 de cucharadita McCormick® All Natural Pure Vanilla Extract
  • 3 cucharadas de mantequilla ablandada
  • 8 rebanadas de pan de pasas y canela
  • 1/2 taza de queso crema batido

Tabla nutricional

Porciones4

Calorías por porción374

Equivalente de folato (total) 23μg6%

Riboflavina (B2) 0,1 mg 11,2%


Dominando el arte del queso asado

El queso asado es uno de los mejores alimentos reconfortantes, por lo que debes clavarlo cada vez que lo prepares. Descubra cómo hacer el sándwich perfecto, meloso y crujiente con estos consejos.

Relacionado con:

Descubra su queso a la parrilla favorito

Hay pocas cosas más deliciosas que un queso asado perfectamente cocido. Hemos reinventado el clásico jugando con diferentes panes, quesos y técnicas de cocción para que puedas crear tu mejor sándwich.

Elige tu pan

El blanco en rodajas puede ser el favorito tradicional, pero diferentes panes pueden darle a un queso asado más complejidad, sabor y textura. Pruebe una masa madre más resistente o pan integral, un pan de papa esponjoso o brioche, o incluso un pan dulce como jalá o canela y pasas para una nueva experiencia.

Elige el queso

Cualquier queso derretido servirá, desde el americano hasta el Zwitser. Nos gustan los quesos con sabores fuertes, como el picante Pepper Jack, el cremoso Provolone, Havarti y Gouda. Por supuesto, no puedes equivocarte con los clásicos como un cheddar fuerte o suizo. La verdadera pregunta es: ¿cortar o rallar? En Food Network Kitchen, somos grandes fanáticos del queso rebanado, que brinda una cobertura uniforme y una fusión óptima. Pero triturar no es un factor decisivo: solo asegúrate de espolvorear queso rallado a un grosor uniforme y domesticar cualquier trozo suelto que sobresalga de los lados (a menos que te gusten esos trozos crujientes).

No olvides una grasa

Como todos los alimentos a la parrilla, una mancha de grasa en la parte exterior del sándwich asegura un acabado dorado y crujiente. Nuestra proporción perfecta: 1 cucharada de grasa en total por cada sándwich (untado o cepillado por ambos lados). La mantequilla es una opción infalible, pero diferentes extensiones pueden agregar nuevas dimensiones. Para realzar el sabor, pruebe un aceite con carácter como un aceite de oliva suave o un aceite de chile picante. Usar mayonesa en lugar de mantequilla agrega un toque de sabor y una corteza ligeramente más dorada y crujiente (mientras mantiene el pan esponjoso y no demasiado seco).

Metodo de cocinar

Hay tres opciones infalibles cuando se trata de hacer un gran queso a la parrilla. Para mayor comodidad, la sartén estándar ofrece: Cocine sin tapar a fuego medio-bajo, volteando a la mitad, hasta que ambos lados estén dorados. (Contrariamente a la sabiduría convencional, cubrir la sartén produce un sándwich más húmedo y ligeramente al vapor). Puede hacer sándwiches perfectamente crujientes para una multitud en una bandeja para hornear en un horno a 450 grados F: cocine, volteando a la mitad, hasta que el queso esté derretido, unos 10 minutos en total. Si desea un buen dorado crujiente con un mínimo esfuerzo, intente cocinar queso asado en una prensa para paninis.

Opciones infinitas

Los diferentes métodos de cocción y grasas le darán sus propios toques especiales a su queso asado, pero todas las combinaciones dan resultados satisfactorios.

Combinaciones ganadoras

Los chefs de Food Network Kitchen cocinaron docenas de sándwiches de queso a la parrilla en busca de los métodos y pastas ideales para asar. En el camino, redescubrimos algunas combinaciones atractivas. Aquí están nuestros favoritos (de arriba a abajo):


Dominando el arte del queso asado

El queso asado es uno de los mejores alimentos reconfortantes, por lo que debes clavarlo cada vez que lo prepares. Descubra cómo hacer el sándwich perfecto, meloso y crujiente con estos consejos.

Relacionado con:

Descubra su queso a la parrilla favorito

Hay pocas cosas más deliciosas que un queso asado perfectamente cocido. Hemos reinventado el clásico jugando con diferentes panes, quesos y técnicas de cocción para que puedas crear tu mejor sándwich.

Elige tu pan

El blanco en rodajas puede ser el favorito tradicional, pero diferentes panes pueden darle a un queso asado más complejidad, sabor y textura. Pruebe una masa madre más resistente o pan integral, un pan de papa esponjoso o brioche, o incluso un pan dulce como jalá o canela y pasas para una nueva experiencia.

Elige el queso

Cualquier queso derretido servirá, desde el americano hasta el Zwitser. Nos gustan los quesos con sabores fuertes, como el picante Pepper Jack, el cremoso Provolone, Havarti y Gouda. Por supuesto, no puedes equivocarte con los clásicos como un cheddar fuerte o suizo. La verdadera pregunta es: ¿cortar o rallar? En Food Network Kitchen, somos grandes fanáticos del queso rebanado, que brinda una cobertura uniforme y una fusión óptima. Pero triturar no es un factor decisivo: solo asegúrate de espolvorear queso rallado a un grosor uniforme y domesticar cualquier trozo suelto que sobresalga de los lados (a menos que te gusten esos trozos crujientes).

No olvides una grasa

Como todos los alimentos a la parrilla, una mancha de grasa en la parte exterior del sándwich asegura un acabado dorado y crujiente. Nuestra proporción perfecta: 1 cucharada de grasa en total por cada sándwich (untado o cepillado por ambos lados). La mantequilla es una opción infalible, pero diferentes extensiones pueden agregar nuevas dimensiones. Para realzar el sabor, pruebe un aceite con carácter como un aceite de oliva suave o un aceite de chile picante. Usar mayonesa en lugar de mantequilla agrega un toque de sabor y una corteza ligeramente más dorada y crujiente (mientras mantiene el pan esponjoso y no demasiado seco).

Metodo de cocinar

Hay tres opciones infalibles cuando se trata de hacer un gran queso a la parrilla. Para mayor comodidad, la sartén estándar ofrece: Cocine sin tapar a fuego medio-bajo, volteando a la mitad, hasta que ambos lados estén dorados. (Contrariamente a la sabiduría convencional, cubrir la sartén produce un sándwich más húmedo y ligeramente al vapor). Puede hacer sándwiches perfectamente crujientes para una multitud en una bandeja para hornear en un horno a 450 grados F: cocine, volteando a la mitad, hasta que el queso esté derretido, unos 10 minutos en total. Si desea un buen dorado crujiente con un mínimo esfuerzo, intente cocinar queso asado en una prensa para paninis.

Opciones infinitas

Los diferentes métodos de cocción y grasas le darán sus propios toques especiales a su queso asado, pero todas las combinaciones dan resultados satisfactorios.

Combinaciones ganadoras

Los chefs de Food Network Kitchen cocinaron docenas de sándwiches de queso a la parrilla en busca de los métodos y pastas ideales para asar. En el camino, redescubrimos algunas combinaciones atractivas. Aquí están nuestros favoritos (de arriba a abajo):


Dominando el arte del queso asado

El queso asado es uno de los mejores alimentos reconfortantes, por lo que debes clavarlo cada vez que lo prepares. Descubra cómo hacer el sándwich perfecto, meloso y crujiente con estos consejos.

Relacionado con:

Descubra su queso a la parrilla favorito

Hay pocas cosas más deliciosas que un queso asado perfectamente cocido. Hemos reinventado el clásico jugando con diferentes panes, quesos y técnicas de cocción para que puedas crear tu mejor sándwich.

Elige tu pan

El blanco en rodajas puede ser la opción tradicional, pero diferentes panes pueden darle a un queso asado más complejidad, sabor y textura. Pruebe una masa madre más resistente o pan integral, un pan de papa esponjoso o brioche, o incluso un pan dulce como jalá o canela y pasas para una nueva experiencia.

Elige el queso

Cualquier queso derretido servirá, desde el americano hasta el Zwitser. Nos gustan los quesos con sabores fuertes, como el picante Pepper Jack, el cremoso Provolone, Havarti y Gouda. Por supuesto, no puedes equivocarte con los clásicos como un cheddar fuerte o un suizo. La verdadera pregunta es: ¿cortar o rallar? En Food Network Kitchen, somos grandes fanáticos del queso rebanado, que brinda una cobertura uniforme y una fusión óptima. Pero triturar no es un factor decisivo: solo asegúrate de espolvorear queso rallado a un grosor uniforme y domesticar cualquier trozo suelto que sobresalga de los lados (a menos que te gusten esos trozos crujientes).

No olvides una grasa

Como todos los alimentos a la parrilla, una mancha de grasa en la parte exterior del sándwich asegura un acabado dorado y crujiente. Nuestra proporción perfecta: 1 cucharada de grasa en total por cada sándwich (untado o cepillado por ambos lados). La mantequilla es una opción infalible, pero diferentes extensiones pueden agregar nuevas dimensiones. Para realzar el sabor, pruebe un aceite con carácter como un aceite de oliva suave o un aceite de chile picante. Usar mayonesa en lugar de mantequilla agrega un toque de sabor y una corteza ligeramente más dorada y crujiente (mientras mantiene el pan esponjoso y no demasiado seco).

Metodo de cocinar

Hay tres opciones infalibles cuando se trata de hacer un gran queso a la parrilla. Para mayor comodidad, la sartén estándar ofrece: Cocine sin tapar a fuego medio-bajo, volteando a la mitad, hasta que ambos lados estén dorados. (Contrariamente a la sabiduría convencional, cubrir la sartén produce un sándwich más húmedo y ligeramente al vapor). Puede hacer sándwiches perfectamente crujientes para una multitud en una bandeja para hornear en un horno a 450 grados F: cocine, volteando a la mitad, hasta que el queso esté derretido, unos 10 minutos en total. Si desea un buen dorado crujiente con un mínimo esfuerzo, intente cocinar queso asado en una prensa para paninis.

Opciones infinitas

Los diferentes métodos de cocción y grasas le darán sus propios toques especiales a su queso asado, pero todas las combinaciones dan resultados satisfactorios.

Combinaciones ganadoras

Los chefs de Food Network Kitchen cocinaron docenas de sándwiches de queso a la parrilla en busca de los métodos y pastas ideales para asar. En el camino, redescubrimos algunas combinaciones atractivas. Aquí están nuestros favoritos (de arriba a abajo):


Dominando el arte del queso asado

El queso asado es uno de los mejores alimentos reconfortantes, por lo que debes clavarlo cada vez que lo prepares. Descubra cómo hacer el sándwich perfecto, meloso y crujiente con estos consejos.

Relacionado con:

Descubra su queso a la parrilla favorito

Hay pocas cosas más deliciosas que un queso asado perfectamente cocido. Hemos reinventado el clásico jugando con diferentes panes, quesos y técnicas de cocción para que puedas crear tu mejor sándwich.

Elige tu pan

El blanco en rodajas puede ser el favorito tradicional, pero diferentes panes pueden darle a un queso asado más complejidad, sabor y textura. Pruebe una masa madre más resistente o pan integral, un pan de papa esponjoso o brioche, o incluso un pan dulce como jalá o canela y pasas para una nueva experiencia.

Elige el queso

Cualquier queso derretido servirá, desde el americano hasta el Zwitser. Nos gustan los quesos con sabores fuertes, como el picante Pepper Jack, el cremoso Provolone, Havarti y Gouda. Por supuesto, no puedes equivocarte con los clásicos como un cheddar fuerte o suizo. La verdadera pregunta es: ¿cortar o rallar? En Food Network Kitchen, somos grandes fanáticos del queso rebanado, que brinda una cobertura uniforme y una fusión óptima. Pero triturar no es un factor decisivo: solo asegúrate de espolvorear queso rallado a un grosor uniforme y domesticar cualquier trozo suelto que sobresalga de los lados (a menos que te gusten esos trozos crujientes).

No olvides una grasa

Como todos los alimentos a la parrilla, una mancha de grasa en la parte exterior del sándwich asegura un acabado dorado y crujiente. Nuestra proporción perfecta: 1 cucharada de grasa en total por cada sándwich (untado o cepillado por ambos lados). La mantequilla es una opción infalible, pero diferentes extensiones pueden agregar nuevas dimensiones. Para aumentar el sabor, pruebe un aceite con carácter como un aceite de oliva suave o un aceite de chile picante. Usar mayonesa en lugar de mantequilla agrega un toque de sabor y una corteza ligeramente más dorada y crujiente (mientras mantiene el pan esponjoso y no demasiado seco).

Metodo de cocinar

Hay tres opciones infalibles cuando se trata de hacer un gran queso a la parrilla. Para mayor comodidad, la sartén estándar ofrece: Cocine sin tapar a fuego medio-bajo, volteando a la mitad, hasta que ambos lados estén dorados. (Contrariamente a la sabiduría convencional, cubrir la sartén produce un sándwich más húmedo y ligeramente al vapor). Puede hacer sándwiches perfectamente crujientes para una multitud en una bandeja para hornear en un horno a 450 grados F: cocine, volteando a la mitad, hasta que el queso esté derretido, unos 10 minutos en total. Si desea un buen dorado crujiente con un mínimo esfuerzo, intente cocinar queso asado en una prensa para paninis.

Opciones infinitas

Los diferentes métodos de cocción y grasas le darán sus propios toques especiales a su queso asado, pero todas las combinaciones dan resultados satisfactorios.

Combinaciones ganadoras

Los chefs de Food Network Kitchen cocinaron docenas de sándwiches de queso a la parrilla en busca de los métodos y pastas ideales para asar. En el camino, redescubrimos algunas combinaciones atractivas. Aquí están nuestros favoritos (de arriba a abajo):


Dominando el arte del queso asado

El queso asado es uno de los mejores alimentos reconfortantes, por lo que debes clavarlo cada vez que lo prepares. Descubra cómo hacer el sándwich perfecto, meloso y crujiente con estos consejos.

Relacionado con:

Descubra su queso a la parrilla favorito

Hay pocas cosas más deliciosas que un queso asado perfectamente cocido. Hemos reinventado el clásico jugando con diferentes panes, quesos y técnicas de cocción para que puedas crear tu mejor sándwich.

Elige tu pan

El blanco en rodajas puede ser el favorito tradicional, pero diferentes panes pueden darle a un queso asado más complejidad, sabor y textura. Pruebe una masa madre más resistente o pan integral, un pan de papa esponjoso o brioche, o incluso un pan dulce como jalá o canela y pasas para una nueva experiencia.

Elige el queso

Cualquier queso derretido servirá, desde el americano hasta el Zwitser. Nos gustan los quesos con sabores fuertes, como el picante Pepper Jack, el cremoso Provolone, Havarti y Gouda. Por supuesto, no puedes equivocarte con los clásicos como un cheddar fuerte o un suizo. La verdadera pregunta es: ¿cortar o rallar? En Food Network Kitchen, somos grandes fanáticos del queso rebanado, que brinda una cobertura uniforme y una fusión óptima. Pero triturar no es un factor decisivo: solo asegúrate de espolvorear queso rallado a un grosor uniforme y domesticar cualquier trozo suelto que sobresalga de los lados (a menos que te gusten esos trozos crujientes).

No olvides una grasa

Como todos los alimentos a la parrilla, una mancha de grasa en la parte exterior del sándwich asegura un acabado dorado y crujiente. Nuestra proporción perfecta: 1 cucharada de grasa en total por cada sándwich (untado o cepillado por ambos lados). La mantequilla es una opción infalible, pero diferentes extensiones pueden agregar nuevas dimensiones. Para realzar el sabor, pruebe un aceite con carácter como un aceite de oliva suave o un aceite de chile picante. Usar mayonesa en lugar de mantequilla agrega un toque de sabor y una corteza ligeramente más dorada y crujiente (mientras mantiene el pan esponjoso y no demasiado seco).

Metodo de cocinar

Hay tres opciones infalibles cuando se trata de hacer un gran queso a la parrilla. Para mayor comodidad, la sartén estándar ofrece: Cocine sin tapar a fuego medio-bajo, volteando a la mitad, hasta que ambos lados estén dorados. (Contrariamente a la sabiduría convencional, cubrir la sartén produce un sándwich más húmedo y ligeramente al vapor). Puede hacer sándwiches perfectamente crujientes para una multitud en una bandeja para hornear en un horno a 450 grados F: cocine, volteando a la mitad, hasta que el queso esté derretido, unos 10 minutos en total. Si desea un buen dorado crujiente con un mínimo esfuerzo, intente cocinar queso asado en una prensa para paninis.

Opciones infinitas

Los diferentes métodos de cocción y grasas le darán sus propios toques especiales a su queso asado, pero todas las combinaciones dan resultados satisfactorios.

Combinaciones ganadoras

Los chefs de Food Network Kitchen cocinaron docenas de sándwiches de queso a la parrilla en busca de los métodos y pastas ideales para asar. En el camino, redescubrimos algunas combinaciones atractivas. Aquí están nuestros favoritos (de arriba a abajo):


Dominando el arte del queso asado

El queso asado es uno de los mejores alimentos reconfortantes, por lo que debes clavarlo cada vez que lo prepares. Descubra cómo hacer el sándwich perfecto, meloso y crujiente con estos consejos.

Relacionado con:

Descubra su queso a la parrilla favorito

Hay pocas cosas más deliciosas que un queso asado perfectamente cocido. Hemos reinventado el clásico jugando con diferentes panes, quesos y técnicas de cocción para que puedas crear tu mejor sándwich.

Elige tu pan

El blanco en rodajas puede ser el favorito tradicional, pero diferentes panes pueden darle a un queso asado más complejidad, sabor y textura. Pruebe una masa madre más resistente o pan integral, un pan de papa esponjoso o brioche, o incluso un pan dulce como jalá o canela y pasas para una nueva experiencia.

Elige el queso

Cualquier queso derretido servirá, desde el americano hasta el Zwitser. Nos gustan los quesos con sabores fuertes, como el picante Pepper Jack, el cremoso Provolone, Havarti y Gouda. Por supuesto, no puedes equivocarte con los clásicos como un cheddar fuerte o un suizo. La verdadera pregunta es: ¿cortar o rallar? En Food Network Kitchen, somos grandes fanáticos del queso rebanado, que brinda una cobertura uniforme y una fusión óptima. Pero triturar no es un factor decisivo: solo asegúrate de espolvorear queso rallado a un grosor uniforme y domesticar cualquier trozo suelto que sobresalga de los lados (a menos que te gusten esos trozos crujientes).

No olvides una grasa

Como todos los alimentos a la parrilla, una mancha de grasa en la parte exterior del sándwich asegura un acabado dorado y crujiente. Nuestra proporción perfecta: 1 cucharada de grasa en total por cada sándwich (untado o cepillado por ambos lados). La mantequilla es una opción infalible, pero diferentes extensiones pueden agregar nuevas dimensiones. Para realzar el sabor, pruebe un aceite con carácter como un aceite de oliva suave o un aceite de chile picante. Usar mayonesa en lugar de mantequilla agrega un toque de sabor y una corteza ligeramente más dorada y crujiente (mientras mantiene el pan esponjoso y no demasiado seco).

Metodo de cocinar

Hay tres opciones infalibles cuando se trata de hacer un gran queso a la parrilla. Para mayor comodidad, la sartén estándar ofrece: Cocine sin tapar a fuego medio-bajo, volteando a la mitad, hasta que ambos lados estén dorados. (Contrariamente a la sabiduría convencional, cubrir la sartén produce un sándwich más húmedo y ligeramente al vapor). Puede hacer sándwiches perfectamente crujientes para una multitud en una bandeja para hornear en un horno a 450 grados F: cocine, volteando a la mitad, hasta que el queso esté derretido, unos 10 minutos en total. Si desea un buen dorado crujiente con un mínimo esfuerzo, intente cocinar queso asado en una prensa para paninis.

Opciones infinitas

Los diferentes métodos de cocción y grasas le darán sus propios toques especiales a su queso asado, pero todas las combinaciones dan resultados satisfactorios.

Combinaciones ganadoras

Los chefs de Food Network Kitchen cocinaron docenas de sándwiches de queso a la parrilla en busca de los métodos y pastas ideales para asar. En el camino, redescubrimos algunas combinaciones atractivas. Aquí están nuestros favoritos (de arriba a abajo):


Dominando el arte del queso asado

El queso asado es uno de los mejores alimentos reconfortantes, por lo que debes clavarlo cada vez que lo prepares. Descubra cómo hacer el sándwich perfecto, meloso y crujiente con estos consejos.

Relacionado con:

Descubra su queso a la parrilla favorito

Hay pocas cosas más deliciosas que un queso asado perfectamente cocido. Hemos reinventado el clásico jugando con diferentes panes, quesos y técnicas de cocción para que puedas crear tu mejor sándwich.

Elige tu pan

El blanco en rodajas puede ser la opción tradicional, pero diferentes panes pueden darle a un queso asado más complejidad, sabor y textura. Pruebe una masa madre más resistente o pan integral, un pan de papa esponjoso o brioche, o incluso un pan dulce como jalá o canela y pasas para una nueva experiencia.

Elige el queso

Cualquier queso derretido servirá, desde el americano hasta el Zwitser. Nos gustan los quesos con sabores fuertes, como el picante Pepper Jack, el cremoso Provolone, Havarti y Gouda. Por supuesto, no puedes equivocarte con los clásicos como un cheddar fuerte o un suizo. La verdadera pregunta es: ¿cortar o rallar? En Food Network Kitchen, somos grandes fanáticos del queso rebanado, que brinda una cobertura uniforme y una fusión óptima. Pero triturar no es un factor decisivo: solo asegúrate de espolvorear queso rallado a un grosor uniforme y domesticar cualquier trozo suelto que sobresalga de los lados (a menos que te gusten esos trozos crujientes).

No olvides una grasa

Como todos los alimentos a la parrilla, una mancha de grasa en la parte exterior del sándwich asegura un acabado dorado y crujiente. Nuestra proporción perfecta: 1 cucharada de grasa en total por cada sándwich (untado o cepillado por ambos lados). La mantequilla es una opción infalible, pero diferentes extensiones pueden agregar nuevas dimensiones. Para realzar el sabor, pruebe un aceite con carácter como un aceite de oliva suave o un aceite de chile picante. Usar mayonesa en lugar de mantequilla agrega un toque de sabor y una corteza ligeramente más dorada y crujiente (mientras mantiene el pan esponjoso y no demasiado seco).

Metodo de cocinar

Hay tres opciones infalibles cuando se trata de hacer un gran queso a la parrilla. Para mayor comodidad, la sartén estándar ofrece: Cocine sin tapar a fuego medio-bajo, volteando a la mitad, hasta que ambos lados estén dorados. (Contrariamente a la sabiduría convencional, cubrir la sartén produce un sándwich más húmedo y ligeramente al vapor). Puede hacer sándwiches perfectamente crujientes para una multitud en una bandeja para hornear en un horno a 450 grados F: cocine, volteando a la mitad, hasta que el queso esté derretido, unos 10 minutos en total. Si desea un buen dorado crujiente con un mínimo esfuerzo, intente cocinar queso asado en una prensa para paninis.

Opciones infinitas

Los diferentes métodos de cocción y grasas le darán sus propios toques especiales a su queso asado, pero todas las combinaciones dan resultados satisfactorios.

Combinaciones ganadoras

Los chefs de Food Network Kitchen cocinaron docenas de sándwiches de queso a la parrilla en busca de los métodos y pastas ideales para asar. En el camino, redescubrimos algunas combinaciones atractivas. Aquí están nuestros favoritos (de arriba a abajo):


Dominando el arte del queso asado

El queso asado es uno de los mejores alimentos reconfortantes, por lo que debes clavarlo cada vez que lo prepares. Descubra cómo hacer el sándwich perfecto, meloso y crujiente con estos consejos.

Relacionado con:

Descubra su queso a la parrilla favorito

Hay pocas cosas más deliciosas que un queso asado perfectamente cocido. Hemos reinventado el clásico jugando con diferentes panes, quesos y técnicas de cocción para que puedas crear tu mejor sándwich.

Elige tu pan

El blanco en rodajas puede ser la opción tradicional, pero diferentes panes pueden darle a un queso asado más complejidad, sabor y textura. Pruebe una masa madre más resistente o pan integral, un pan de papa esponjoso o brioche, o incluso un pan dulce como jalá o canela y pasas para una nueva experiencia.

Elige el queso

Cualquier queso derretido servirá, desde el americano hasta el Zwitser. Nos gustan los quesos con sabores fuertes, como el picante Pepper Jack, el cremoso Provolone, Havarti y Gouda. Por supuesto, no puedes equivocarte con los clásicos como un cheddar fuerte o un suizo. La verdadera pregunta es: ¿cortar o rallar? En Food Network Kitchen, somos grandes fanáticos del queso rebanado, que brinda una cobertura uniforme y una fusión óptima. Pero triturar no es un factor decisivo: solo asegúrate de espolvorear queso rallado a un grosor uniforme y domesticar cualquier trozo suelto que sobresalga de los lados (a menos que te gusten esos trozos crujientes).

No olvides una grasa

Como todos los alimentos a la parrilla, una mancha de grasa en la parte exterior del sándwich asegura un acabado dorado y crujiente. Nuestra proporción perfecta: 1 cucharada de grasa en total por cada sándwich (untado o cepillado por ambos lados). La mantequilla es una opción infalible, pero diferentes extensiones pueden agregar nuevas dimensiones. Para realzar el sabor, pruebe un aceite con carácter como un aceite de oliva suave o un aceite de chile picante. Usar mayonesa en lugar de mantequilla agrega un toque de sabor y una corteza ligeramente más dorada y crujiente (mientras mantiene el pan esponjoso y no demasiado seco).

Metodo de cocinar

Hay tres opciones infalibles cuando se trata de hacer un gran queso a la parrilla. Para mayor comodidad, la sartén estándar ofrece: Cocine sin tapar a fuego medio-bajo, volteando a la mitad, hasta que ambos lados estén dorados. (Contrariamente a la sabiduría convencional, cubrir la sartén produce un sándwich más húmedo y ligeramente al vapor). Puede hacer sándwiches perfectamente crujientes para una multitud en una bandeja para hornear en un horno a 450 grados F: cocine, volteando a la mitad, hasta que el queso esté derretido, unos 10 minutos en total. Si desea un buen dorado crujiente con un mínimo esfuerzo, intente cocinar queso asado en una prensa para paninis.

Opciones infinitas

Los diferentes métodos de cocción y grasas le darán sus propios toques especiales a su queso asado, pero todas las combinaciones dan resultados satisfactorios.

Combinaciones ganadoras

Los chefs de Food Network Kitchen cocinaron docenas de sándwiches de queso a la parrilla en busca de los métodos y pastas ideales para asar. En el camino, redescubrimos algunas combinaciones atractivas. Aquí están nuestros favoritos (de arriba a abajo):


Dominando el arte del queso asado

El queso asado es uno de los mejores alimentos reconfortantes, por lo que debes clavarlo cada vez que lo prepares. Descubra cómo hacer el sándwich perfecto, meloso y crujiente con estos consejos.

Relacionado con:

Descubra su queso a la parrilla favorito

Hay pocas cosas más deliciosas que un queso asado perfectamente cocido. Hemos reinventado el clásico jugando con diferentes panes, quesos y técnicas de cocción para que puedas crear tu mejor sándwich.

Elige tu pan

El blanco en rodajas puede ser el favorito tradicional, pero diferentes panes pueden darle a un queso asado más complejidad, sabor y textura. Pruebe una masa madre más resistente o pan integral, un pan de papa esponjoso o brioche, o incluso un pan dulce como jalá o canela y pasas para una nueva experiencia.

Elige el queso

Cualquier queso derretido servirá, desde el americano hasta el Zwitser. Nos gustan los quesos con sabores fuertes, como el picante Pepper Jack, el cremoso Provolone, Havarti y Gouda. Por supuesto, no puedes equivocarte con los clásicos como un cheddar fuerte o suizo. La verdadera pregunta es: ¿cortar o rallar? En Food Network Kitchen, somos grandes fanáticos del queso rebanado, que brinda una cobertura uniforme y una fusión óptima. Pero triturar no es un factor decisivo: solo asegúrate de espolvorear queso rallado a un grosor uniforme y domesticar cualquier trozo suelto que sobresalga de los lados (a menos que te gusten esos trozos crujientes).

No olvides una grasa

Como todos los alimentos a la parrilla, una mancha de grasa en la parte exterior del sándwich asegura un acabado dorado y crujiente. Nuestra proporción perfecta: 1 cucharada de grasa en total por cada sándwich (untado o cepillado por ambos lados). La mantequilla es una opción infalible, pero diferentes extensiones pueden agregar nuevas dimensiones. Para aumentar el sabor, pruebe un aceite con carácter como un aceite de oliva suave o un aceite de chile picante. Usar mayonesa en lugar de mantequilla agrega un toque de sabor y una corteza ligeramente más dorada y crujiente (mientras mantiene el pan esponjoso y no demasiado seco).

Metodo de cocinar

Hay tres opciones infalibles cuando se trata de hacer un gran queso a la parrilla. Para mayor comodidad, la sartén estándar ofrece: Cocine sin tapar a fuego medio-bajo, volteando a la mitad, hasta que ambos lados estén dorados. (Contrariamente a la sabiduría convencional, cubrir la sartén produce un sándwich más húmedo y ligeramente al vapor). Puede hacer sándwiches perfectamente crujientes para una multitud en una bandeja para hornear en un horno a 450 grados F: cocine, volteando a la mitad, hasta que el queso esté derretido, unos 10 minutos en total. Si desea un buen dorado crujiente con un mínimo esfuerzo, intente cocinar queso asado en una prensa para paninis.

Opciones infinitas

Los diferentes métodos de cocción y grasas le darán sus propios toques especiales a su queso asado, pero todas las combinaciones dan resultados satisfactorios.

Combinaciones ganadoras

Los chefs de Food Network Kitchen cocinaron docenas de sándwiches de queso a la parrilla en busca de los métodos de parrilla y los untables ideales. En el camino, redescubrimos algunas combinaciones atractivas. Aquí están nuestros favoritos (de arriba a abajo):


Dominando el arte del queso asado

El queso asado es uno de los mejores alimentos reconfortantes, por lo que debes clavarlo cada vez que lo prepares. Descubra cómo hacer el sándwich perfecto, meloso y crujiente con estos consejos.

Relacionado con:

Descubra su queso a la parrilla favorito

Hay pocas cosas más deliciosas que un queso asado perfectamente cocido. Hemos reinventado el clásico jugando con diferentes panes, quesos y técnicas de cocción para que puedas crear tu mejor sándwich.

Elige tu pan

El blanco en rodajas puede ser el favorito tradicional, pero diferentes panes pueden darle a un queso asado más complejidad, sabor y textura. Pruebe una masa madre más resistente o pan integral, un pan de papa esponjoso o brioche, o incluso un pan dulce como jalá o canela y pasas para una nueva experiencia.

Elige el queso

Cualquier queso derretido servirá, desde el americano hasta el Zwitser. Nos gustan los quesos con sabores fuertes, como el picante Pepper Jack, el cremoso Provolone, Havarti y Gouda. Por supuesto, no puedes equivocarte con los clásicos como un cheddar fuerte o un suizo. La verdadera pregunta es: ¿cortar o rallar? En Food Network Kitchen, somos grandes fanáticos del queso rebanado, que brinda una cobertura uniforme y una fusión óptima. Pero triturar no es un factor decisivo: solo asegúrate de espolvorear queso rallado a un grosor uniforme y domesticar cualquier trozo suelto que sobresalga de los lados (a menos que te gusten esos trozos crujientes).

No olvides una grasa

Como todos los alimentos a la parrilla, una mancha de grasa en la parte exterior del sándwich asegura un acabado dorado y crujiente. Nuestra proporción perfecta: 1 cucharada de grasa en total por cada sándwich (untado o cepillado por ambos lados). La mantequilla es una opción infalible, pero diferentes extensiones pueden agregar nuevas dimensiones. Para realzar el sabor, pruebe un aceite con carácter como un aceite de oliva suave o un aceite de chile picante. Usar mayonesa en lugar de mantequilla agrega un toque de sabor y una corteza ligeramente más dorada y crujiente (mientras mantiene el pan esponjoso y no demasiado seco).

Metodo de cocinar

Hay tres opciones infalibles cuando se trata de hacer un gran queso a la parrilla. Para mayor comodidad, la sartén estándar ofrece: Cocine sin tapar a fuego medio-bajo, volteando a la mitad, hasta que ambos lados estén dorados. (Contrariamente a la sabiduría convencional, cubrir la sartén produce un sándwich más húmedo y ligeramente al vapor). Puede hacer sándwiches perfectamente crujientes para una multitud en una bandeja para hornear en un horno a 450 grados F: cocine, volteando a la mitad, hasta que el queso esté derretido, unos 10 minutos en total. Si desea un buen dorado crujiente con un mínimo esfuerzo, intente cocinar queso asado en una prensa para paninis.

Opciones infinitas

Los diferentes métodos de cocción y grasas le darán sus propios toques especiales a su queso asado, pero todas las combinaciones dan resultados satisfactorios.

Combinaciones ganadoras

Los chefs de Food Network Kitchen cocinaron docenas de sándwiches de queso a la parrilla en busca de los métodos y pastas ideales para asar. En el camino, redescubrimos algunas combinaciones atractivas. Aquí están nuestros favoritos (de arriba a abajo):


Ver el vídeo: Aprende a hacer queso a la parrilla (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Karsten

    Puntuación 5, Bazaar Zero

  2. Dosida

    ¿Dónde puedo encontrar más información sobre esto?

  3. Shaktitilar

    Respuesta muy divertida



Escribe un mensaje