Nuevas recetas

10 escenas de Acción de Gracias más memorables en las películas

10 escenas de Acción de Gracias más memorables en las películas


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Ya sean conmovedores o tortuosos, todos podemos relacionarnos con estos momentos festivos cinematográficos.

Adam Sandler brinda un brindis en esta escena de "Funny People"

Ya sea que celebre el día comiendo una comida deliciosa, viendo fútbol o desafiando la ruta del desfile, Acción de Gracias es un momento para estar juntos y festejar. Excepto, ya sabes, cuando tu mamá menciona el hecho de que aún no le has dado nietos. O tu tío de quien está separado se insinúa con tu hermana. Luego, el Día de Acción de Gracias toma un giro un tanto tradicional para los incómodos, los arriesgados y los locos.

Sí, Acción de Gracias es una especie de dicotomía. Por un lado, tiene la sensación de unión de las vacaciones. Por otro lado, hay una pizca de tensión y locura familiar. Esta dualidad también se aplica a las películas de Acción de Gracias, ya que hay una multitud de películas que presentan el día de manera destacada. ¿Cómo podría no estarlo? Como una de las fiestas más importantes del año, Hollywood se equivocaría al ignorarla.

E incluso Hollywood hace un buen trabajo al equilibrar la locura en sus películas. Tome la actuación de Sandra Bullock en The Blind Side, por ejemplo. Durante la escena de Acción de Gracias de la película, su familia toma de la mano a Michael, simbolizando su aceptación de él en su familia y en sus vidas. Es una escena conmovedora que les da a los espectadores una idea de lo que deberían representar las vacaciones.

Luego, está la representación de Hollywood de la guerra familiar estereotipada que ocurre durante las vacaciones. Robert Downey Jr. muestra esto mejor con su actuación en Home for the Holidays durante una de las escenas navideñas más incómodas captadas en una película. No solo arroja un pavo entero en el regazo de su hermana, sino que continúa insultándola y cuestionando sus orígenes familiares (incluso comparándola con una determinada especie de primates).

Disfrute de algunas de estas divertidas y conmovedoras películas de Acción de Gracias mientras se prepara para la gran temporada navideña.

¡Para más charlas sobre el pavo, visite la Guía definitiva de The Daily Meal para el Día de Acción de Gracias!


16 películas de Acción de Gracias para ver después de devorar su banquete de pavo

Tomaremos nuestro puré de papas colmado con una guarnición de estas películas para toda la familia.

El Día de Acción de Gracias puede verse un poco diferente este año, pero eso no significa que no puedas seguir el ritmo de las tradiciones. Cuando se haya cocinado el pavo, se haya roto la espoleta y se hayan guardado todos los platos sucios (o se hayan dejado en el fregadero, no te juzgamos), es hora de acurrucarse en el sofá y descansar. ese glorioso coma de pavo al ver una película festiva y familiar. Si no pueden estar con su familia en persona este año, aún pueden mirar entre ustedes a través de aplicaciones como Netflix Party, que les permite sincronizar la reproducción de videos y proporcionar comentarios en tiempo real en la pantalla. Sin embargo, todos sabemos que decidirse por una película para ver a menudo es más fácil de decir que de hacer.

Esa es la razón por la que reunimos 16 películas para ver en Acción de Gracias para que elijas. Desde películas con escenas icónicas del Día de Acción de Gracias hasta películas que te dan la sensación cálida y difusa de la familia, hasta los favoritos de las primeras fiestas, hay & # x2019s algo para todos en esta lista. & # XA0Cuando se trata de celebrar el Día de Acción de Gracias, son las pequeñas cosas que me siento muy agradecido por & # x2014 este año especialmente. & # xA0


10 recetas que todo fan de Ina Garten debe dominar

Ya sea que esté usando hierbas frescas de su jardín o preparando una hermosa fuente para sus amigos, puede apostar a que Ina Garten tiene un plan para convertir los platos cotidianos en tradiciones apetecibles. Probablemente hayas visto cómo da la bienvenida a los fanáticos a sus Hamptons. casay me alentó que ella dijera "¿Qué tan fácil es eso?" mientras hacía platos en Contessa descalza. Seguro que se centrará en los clásicos y enfatizará el uso de ingredientes de calidad. Hemos reunido los mejores y más probados platos de Ina, esos favoritos dulces y salados que los fanáticos de Ina deben guardar en sus bolsillos traseros para cualquier ocasión. Sigue leyendo para obtener la mejor colección de recetas exitosas de Ina.

Foto de: Tara Donne y copyTara Donne

1. Perfecto pollo asado: Para Ina, asar un pollo entero requiere dos pasos clave: relleno y condimento (en la foto de arriba). El tomillo, el limón y el ajo dan sabor al ave desde el interior, mientras que la mantequilla, la sal y la pimienta sazonan la piel hasta que esté dorada y crujiente. Ina asa zanahorias, cebolla e hinojo junto con el pollo para obtener un delicioso trío de verduras y una comida colorida.


Las mejores películas de Acción de Gracias

¡Afila esos cuchillos de trinchar, tienes familia que viene! Además, es Acción de Gracias. Estas son unas vacaciones en las que se trata de mirar hacia atrás y a tu alrededor y estar agradecido, un sentimiento que creemos que tendrás una vez que termines nuestra guía de las mejores películas de Acción de Gracias de todos los tiempos.

El juego del sentimentalismo suele estar reservado para las películas navideñas: las películas de Acción de Gracias tratan sobre la dinámica familiar, tanto buena como mala. Películas como Piezas de abril y Aviones, Trenes y Automóviles céntrese en lo positivo, por estresante que sea viajar o preparar comidas. Mientras tanto, La tormenta de hielo y Krisha Disfrute amargamente de la forma en que las vacaciones obligan a las personas que pueden no tener mucho cariño entre sí. Y otras películas que encontrarás aquí, como Gente graciosa o Valores de la familia Addams, puede que no sea lo primero en lo que piense cuando se acerque a esta época del año, pero tenga escenas memorables o significativas alrededor de la mesa de Acción de Gracias. La única estipulación importante: todas las películas de esta lista tenían que ser frescas una vez que teníamos nuestra lista, la clasificamos por Tomatómetro.

Ahora estamos listos para servir esta cornucopia de cine, ¡así que disfruta de las mejores películas de Acción de Gracias!


Las 10 mejores escenas gastronómicas de las películas navideñas y lo que realmente significan

Siempre que me siento a ver una película, siempre siento curiosidad por lo que comen y beben los personajes. Esto es particularmente cierto con las películas más antiguas porque ofrecen un portal sobre cómo la gente cenó en décadas anteriores. Quiero decir, mirando hacia atrás en la comedia de 1983 “Mr. Mamá ”, me sorprende que la“ cena especial ”que le sirvieron a Michael Keaton, después de que despidieran a su personaje, sea un cubo de pollo del coronel.

Durante la semana pasada, estuve mirando películas navideñas, famosas o no, para ver qué podemos extraer de sus hábitos de bebida y comida. Se me han ocurrido diez escenas favoritas, nueve de las cuales ofrecen lecciones de vida genuinas. O quizás irónicos. (El otro es tan extraño que tuve que incluirlo). Lamentablemente, debido a las reglas de derechos de autor, no siempre pude presentar un clip de la escena en discusión. En esos casos, incluí el avance original de la película y luego inserté un enlace a la escena.

Mi objetivo aquí es entretener y tal vez provocar alguna discusión sobre el cine, la comida y el verdadero espíritu de las fiestas. Pero si, por casualidad, alguna de estas cosas para llevar genera una Navidad más feliz para alguien en su hogar, bueno, será un regalo en sí mismo.

10. Escena de bar de apertura de "Bad Santa" (2003). Billy Bob Thornton interpreta al Santa en cuestión y, de hecho, es muy malo. Pero Willie de Thornton es un sustituto de cada alma maltratada e inadaptada que alguna vez ha tenido que fingir alegría solo para pasar las vacaciones sin derramar misantropía por todas partes. En cierto modo, él representa la parte reptil de nuestro cerebro que se rebela contra los peores aspectos de la Navidad: la intimidad forzada, la búsqueda sin alegría de regalos (y más regalos), la pura hipocresía de celebrar al salvador al ser esclavizado por las demandas de las vacaciones. ¿Cómo apacigua la ira y la vergüenza (al menos por un tiempo)? Es la misma estrategia de afrontamiento que usamos millones de nosotros: bebe, generalmente en exceso. “De donde yo vengo, no celebramos la Navidad. No porque fuéramos judíos, sino porque mi padre era un cobarde sin valor ... cuya idea de un regalo era un golpe diario en la nuca ", dice Willie en la narración inicial, con el" Nocturne No. 2 "de Chopin sonando en el antecedentes. “Mi papá nunca hizo nada con su vida, así que se desquitó conmigo. Se podría decir que no soy diferente ". Levante una copa por los heridos que caminan entre nosotros en Navidad.

9. Matanza en la cocina en "Gremlins" (1984). Un inventor con mala suerte le da a su hijo, Billy, un pequeño y peludo "mogwai" para Navidad, aparentemente sin darse cuenta de que la traducción al inglés de la palabra cantonesa es "monstruo". Sweet Gizmo, como Billy (Zach Galligan) nombra a su nueva mascota, accidentalmente produce un puñado de compañeros mogwai que rápidamente se convierten en armas como criaturas viscosas y semi-reptiles con ojos reumáticos. Uno de sus primeros actos de destrucción fue asaltar la cocina, donde la madre de Billy ha hecho galletas navideñas. Un gremlin escamoso le muerde la cabeza a un hombre de pan de jengibre, con un montón de otros hombres esperando su ejecución. Mamá se vuelve loca y usa sus aparatos como arma contra los intrusos. La moraleja: nunca te metas con la cocina de otra persona, especialmente durante las vacaciones. Además, no te quedes con todas las galletas. Será tu muerte. O tu apetito.

8. La entrega de pizza en "Solo en casa" (1990). Dejemos a un lado la guerra de clases digna de vergüenza (el hijo de una familia acomodada aterroriza al chico de la pizza con los sonidos de una ametralladora cinematográfica) y centrémonos en su lugar en la difícil situación del pobre Kevin: accidentalmente dejado solo cuando la familia se dirige a París para Navidad ( como tú), decide disfrutar de una pizza de queso simple. Si recuerdas, parte de la razón por la que Kevin (Macaulay Culkin) pierde el vuelo de la madrugada es porque fue desterrado al ático después de pelear con su hermano Buzz, quien se aseguró de que la familia se comiera toda la querida pizza de queso de Kevin. Dejado a sus propios dispositivos, Kevin pide el mismo pastel para la entrega. La conclusión es clara: las familias pueden ser negligentes y no hay Santa para hacer las cosas bien. Recuerda cuidar tu apetito durante las vacaciones. Todo por ti mismo, si es necesario.

7. Los perros saquean la cocina en "A Christmas Story" (1983). Una historia real de mi propio pasado navideño: Un Día de Acción de Gracias, hace muchos años, mi dulce beagle deprimido (¡RIP Coltrane, te extraño, hombrecito!) Se sirvió una gruesa rebanada de pavo recién asado. Luego huyó de la escena como el bandido que era. Fue culpa nuestra. El tallador (cuyo nombre se omitirá para proteger a los culpables) dejó un plato de pavo en rodajas demasiado cerca del borde de la mesa, fácilmente al alcance de un beagle criado básicamente para atrapar pájaros dentro de un radio de 1,000 yardas. Sin embargo, en comparación con la familia Parker en "A Christmas Story", tuvimos suerte. Mientras el Viejo Parker (Darren McGavin) lee los chistes en su pijama (con un suéter desenfadado abrochado sobre su ropa de dormir), una manada de perros del vecindario pasa a su lado en una persecución resuelta del pavo, que descansa sobre la mesa de la cocina. La destrucción es impresionante. El pavo se convierte rápidamente en un animal atropellado, lo que obliga a la familia a celebrar la Navidad en Chop Suey Palace Co. (una escena que no ha envejecido bien). La escena del robo de pavos es un recordatorio: mantenga a su pájaro alejado de los caninos indiscretos. Ah, y tal vez cierre la puerta de su casa para que los perros vecinos no se ayuden a sí mismos.

6. El desayuno de espaguetis en "Elf" (2003). Vivimos en una sociedad que avergüenza a la grasa y le encanta decirnos qué comer. Qué es bueno para ti y qué no. Puede quitarle la alegría a comer. Buddy (Will Ferrell) no ha asimilado ninguno de estos mensajes. Fue criado como un elfo en el Polo Norte y es la encarnación humana de la alegría. Tiene un entusiasmo ilimitado por todo lo que le depara la vida. Como el desayuno. Su comida de la mañana enfatiza la importancia de los cuatro grupos básicos de alimentos del mundo de los elfos (dulces, bastones de caramelo, maíz dulce y jarabe): es un plato de espaguetis cubierto con lo que parecen M & Ms, mini-malvaviscos, Pop-Tarts, jarabe de chocolate, arce jarabe y más. No necesariamente recomendamos que pruebes esto en casa (aunque otros lo han hecho). Solo te recomendamos que abrazas lo que te gusta comer con la alegría de un elfo.

5. El patio de comidas del centro comercial en "It's a Very Merry Muppet Christmas Movie" (2002). Esta película de NBC es una reinterpretación de los Muppets de "Es una vida maravillosa", en la que un ángel le muestra a Kermit the Frog cómo habría sido la vida sin él. Es un mundo oscuro en el que "el 90 por ciento de las cadenas de televisión son reality shows" (Rizzo the Rat hace un cameo en una brillante alusión a Room 101 en "1984" de Orwell) y el Muppet Theatre se ha convertido en un club de hardcore punk (con bailarines Muppet en jaulas). El corte más cruel, sin embargo, es el patio de comidas: Kermit se encuentra cara a cara con Doc Hopper's FrogLegs, un mostrador de comida rápida que se especializa en ancas de rana fritas a la francesa. "¡Oh no! ¡No puede ser! " Kermit grita antes de huir horrorizado de la escena. Es un mensaje bastante retorcido para una película de los Muppets: el deseo de Kermit de no haber nacido nunca conduce al Soylent Green-ing de su especie. No tengo idea de cuál es la comida para llevar más grande aquí. Solo me quito el sombrero ante la intrepidez de convertir a los amigos de Kermit en una cena.

4. El pavo tallado en "National Lampoon's Christmas Vacation"”(1989). Clark Griswold (Chevy Chase) se encuentra a la cabeza de la mesa navideña, de alguna manera luciendo presumido y benevolente. Con cuchillo y tenedor de trinchar en la mano, Griswold primero felicita al chef: "Catherine, si este pavo sabe la mitad de bien de lo que parece, creo que todos nos espera un gran placer". Luego, el segundo Griswold aplica un cuchillo a la piel, el pájaro explota en un cadáver desecado, con un último eructo de humo / polvo que surge de la bestia sobrecocida. La conclusión obvia podría ser que las cenas de pavo nunca son tan deliciosas como parecen, pero sugeriría que el escritor John Hughes (sí, ese John Hughes) tenía un punto más importante en mente: estaba advirtiendo contra los horrores de la cría selectiva en la industria del pavo, lo que conduce a estos especímenes incómodos con músculos del pecho que sobresalen como la joroba de un camello. Son casi imposibles de cocinar bien. ¡Pide un pájaro patrimonial!

3. La cena familiar en "Home for the Holidays" (1995). A veces, un pavo es solo un pavo, hasta que deja de serlo. La escena de la cena en este conjunto de comedia dramática ofrece una amplia evidencia: la conservadora Joanne (Cynthia Stevenson) está demasiado enredada en una familia llena de liberales y / o excéntricos. Joanne es tan fanática del control que ha preparado un segundo pavo, presumiblemente para que ella, su esposo y sus dos hijos no se contaminen con cualquier mal juju que resida en la otra ave. Desafortunadamente para Joanne, su bromista hermano Tommy (Robert Downey Jr.) está cortando el pavo "malo" con una técnica que parece tomada de una película de Bruce Lee. Antes de que te des cuenta, Tommy ha arrojado el pájaro al regazo de Joanne. Cuando dos compañeros de mesa intentan quitar el cadáver perdido, solo empeoran las cosas: el pavo suelta sus jugos por toda la cabeza de Joanne, como una parodia de aves de corral de la sangre del cerdo en "Carrie". El incidente crea una brecha aún mayor en la familia, que es la lección que debemos aprender de la escena. Las personas tienen diferentes demandas, gustos y agendas en la mesa navideña. Algunos son veganos. Algunos no contienen gluten. Algunos son fanáticos del control que quieren comer solo su propia comida. Todos deben ser respetados, sin importar cuánto esté en desacuerdo con ellos personalmente.

2. El terrorista y la barra de chocolate en "Die Hard" (1988). De una vez por todas, "Die Hard" es una película navideña. De hecho, puede que sea la película navideña más importante jamás realizada. Es una meditación extendida sobre cómo sobrevivir a la fiesta de la oficina de vacaciones de su cónyuge, esa reunión anual llena de peligros más invisibles que una toma hostil de Nakatomi Plaza. No, la solución no es matar a todos. La solución se revela en una pequeña escena aparentemente desechable con uno de los secuaces del terrorista Hans Gruber, Uli, interpretado por el gran actor de personajes Al Leong. Mientras Uli espera a un torpe equipo SWAT, metafóricamente deja su ametralladora y toma una barra de chocolate. El simbolismo no debe perderse: cuando el estrés comience a acumularse durante las vacaciones y sienta la necesidad de atacar (ya sea un colega, un miembro de la familia o un vendedor telefónico que llama en Nochebuena), busque un poco de chocolate y deje que se derrita en su lengua. . Le quitará la ventaja.

1. La cena de luna de miel en "Es una vida maravillosa" (1946). La mejor película navideña de todos los tiempos también tiene una gran escena de luna de miel, en la que George Bailey (James Stewart) y Mary Hatch (Donna Reed) disfrutan de su noche de bodas en una estructura en ruinas mientras dos amigos dan una serenata a la pareja afuera bajo la lluvia fría. Hay toda una historia de fondo sobre por qué George y Mary, repentinamente quebrados, están celebrando sus nupcias en una casa destartalada, pero para mis propósitos, la parte importante es la comida: Mary tiene dos pollos asándose sobre un fuego crepitante en el hogar. Alguien tiene MacGyvered (¡décadas antes de que existiera un MacGyver!) Un asador con correa para cocinar las aves, usando el eje de una Victrola de manivela para alimentar el sistema. Es ingenioso. Es encantador. Es una prueba más de que no se necesita mucho dinero o una variedad elaborada para tener una comida memorable. La celebración no se trata de la comida. Se trata de la gente. Como Clarence, el ángel, le recordó a George con una nota escrita a mano en una copia de "Las aventuras de Tom Sawyer": "Recuerda No el hombre es un fracaso que tiene amigos.”

Emily Heil, Maura Judkis y Olga Massov contribuyeron a este informe.


10 escenas de drogas más impresionantes en la historia del cine

Por Tony O'Neill
Publicado el 31 de agosto de 2014 4:00 AM (UTC)

(Imágenes Paramount)

Comparte

Esta pieza apareció originalmente en Substance.com.

Desde que comenzaron las películas, los directores han luchado, tanto política como artísticamente, con cómo traducir la experiencia de las drogas a un medio visual. En los primeros días de Hollywood, el Código Hays, introducido en 1930, aseguraba que el propósito ostensible de advertir a la gente con un mensaje antidrogas era la única forma de que los cineastas pudieran vislumbrar las drogas en la pantalla. Aún así, películas como Narcótico (1933), Los demonios de la cocaína (1935) y Marihuana: la hierba con raíces en el infierno (1936) hizo un gran negocio al improvisar historias de miedo a nivel de tabloide lamentablemente inexactas para ganar dinero en el circuito de la explotación.

Las cosas cambiaron radicalmente en los años 60, lo adivinaste, cuando la transformación de las costumbres sociales llevó a la gran pantalla una gran cantidad de películas descaradamente drogadas. Pero aunque el estándar general puede haber mejorado desde entonces, sigue siendo cierto que en Hollywood, las drogas a menudo no son más que un accesorio: un atajo del guionista perezoso hacia un supuesto nerviosismo. Incluso en los días de gloria de los psicodélicos años 60, por cadaJinete facil (1969), había una docena de tacaños horribles como Alicia en Acidland (1969) o El extraño mundo del LSD (1967).

Inspirado tanto en lo mejor como en lo peor que el cine tiene para ofrecer, Substance.com presenta una lista cronológica de las 10 escenas de drogas más notables en la historia del cine, clasificadas meticulosamente por su realismo.

Agárrate fuerte, las cosas están a punto de ponerse extraño

1. Locura por el porro (1937)

Droga: Marihuana

Una de las representaciones cinematográficas más famosas del consumo de marihuana, esta infame película contra la explotación de la marihuana se convirtió en una de las películas favoritas de medianoche entre la multitud de fumetas. Podrías usar cualquiera de las escenas de fumar para resaltar el estilo hilarantemente melodramático y exagerado de la película, pero esta secuencia hilarante, donde el tipo drogado le implora a la chica que juegue "más rápido ... ¡MÁS RÁPIDO!" mientras gurning maniáticamente, es mi favorito personal. Si bien esta pieza de propaganda fallida se ha convertido con razón en el material de la leyenda de la comedia, el espíritu deLocura por el porro sigue vivo, gracias a la buena gente de Above the Influence y Project SAM.

Calificación de realismo: 1/5

2. Jinete facil (1969)

La sensación un poco trillada de esta escena cuando se ve hoy es en realidad un testimonio de Jinetes fáciles éxito en retratar el viaje ácido fundamental de Peter Fonda y Dennis Hopper. Si bien el corte rápido, las imágenes extrañas, los diálogos murmurados y la narrativa fragmentada se han convertido desde entonces en un cliché de película-ácido-viaje, en ese momento eran frescos, innovadores y lo suficientemente efectivos como para ser ampliamente imitados. La escena en la que Fonda abraza una estatua mientras llama a su madre muerta es extraña y también extrañamente conmovedora. Probablemente ayudó que el elenco y el equipo estuvieran, según Hopper, fuera de su problema en "velocidad, vino y hierba" durante el rodaje. Para muchas rectas usando Jinete facil como mirilla voyeurista hacia la cultura hippie, esta fue su primera experiencia ácida, y todavía tiene una neblina de locura drogadicta que la hace auténtica. Para una dimensión extra de rareza, echa un vistazo a las dos prostitutas que se unen a los chicos en su viaje al cementerio, interpretadas nada menos que por la leyenda de culto Karen Black y el futuro cantante de "Hey Mickey", Toni Basil.

Calificación de realismo: 3/5

3. Droga de muerte (1978)

Realizado a finales de los 70 y relanzado después de que el actor principal Philip Michael Hall triunfara como Tubbs en Miami Vice, Droga de muerte se enorgullece de ser una de las películas antidrogas más divertidas e ineptas jamás realizadas. Un melodrama espeluznante sobre los peligros de la PCP, contaba con un interludio musical que fue una de las escenas más alucinantes de la película (y una de las cosas más maravillosas de los ochenta que jamás verás). Cada escena de esta película es una mala película. el deleite de los amantes, pero es este asombroso pánico de PCP en un supermercado lo que realmente se lleva la palma.

Calificación de realismo: 1/5

4. Vaquero de la farmacia (1989)

Droga: heroína

Representar los efectos de la heroína en una película enfrenta al director con un desafío estético único. Después de todo, no hay "imágenes" cuando disparas droga, solo un colocón corporal inmensamente placentero. Desde fuera parece que no se está produciendo nada más emocionante que una siesta. Pero en la excelente adaptación de Gus Van Sant de la novela del autor trágicamente olvidado James Fogel, la escena en la que Matt Dillon (como Bob Hughes) se dispara en la parte trasera de un automóvil logra lo aparentemente imposible al dar a los no usuarios un vistazo a lo que está arreglando. la droga es realmente como. A medida que avanza el éxito, el paisaje monótono que atraviesan adquiere un tono rosado y, de repente, todo parece una película nostálgica de 8 mm de un verano infantil perdido. Incluso sin el monólogo fuertemente sedado de Dillon, o las extrañas imágenes de las casas flotantes, el espectador se ve sutilmente atraído a un mundo de placer negativo. Incluso muchos años después de que dejé la droga, esta escena todavía puede hacerme salivar como un perro hambriento.

Calificación de realismo: 5/5

5. Miedo y asco en las vegas (1998)

Traducir la prosa gonzo del difunto gran Hunter S. Thompson a la pantalla grande ha hecho tropezar a la mayoría de los que lo intentaron. Art Linson Donde vagan los búfalos (1980) presumió de un giro fantástico de Bill Murray como Thompson y poco más, mientras que el vehículo de Johnny Depp El diario del ron(2011) fue el equivalente cinematográfico de un cóctel Xanax y Ambien. Pero el espíritu anárquico de Terry Gilliam (Monty Python, Jabberwocky,Brasil) resultó ser el complemento perfecto para la escritura alimentada por las anfetaminas del buen médico, y el resultado Miedo y odio sigue siendo una marca alta no solo en la obra de Gilliam, sino también en la de Johnny Depp. La infame escena hotelera, en la que Thompson y su "abogado" se enrollan en Las Vegas (un mal viaje ácido de una ciudad en el mejor de los casos) mientras disfrutan de un cóctel de químicos alucinantes es un clásico del cine drogadicto, repleto de rostros que se arremolinan y distorsionan, patrones en movimiento en la alfombra, ríos de sangre y la actuación sudorosa, de ojos saltones y perfectamente entonada de Depp.

Calificación de realismo: 5/5

6. Réquiem por un sueño (2000)

Drogas: heroína, velocidad, TV

La adaptación de Darren Aronofsky de la hermosa novela de Hubert Selby Jr sobre los adictos a las drogas en Coney Island es, en la mayoría de los niveles, un triunfo. Réquiemes una meditación inquietante y poderosa sobre la adicción de todo tipo: visualmente deslumbrante, inventiva y con un impacto emocional devastador. Sin embargo, mucha gente (incluido yo mismo) tuvo un problema con las escenas de consumo de drogas. Dado que Harry, Tyrone y Marion estaban destinados a ser adictos a la heroína, todos los trucos de corte rápido que Aronofsky emplea cada vez que se disparan es discordante. Y el hecho de que sus pupilas se expandan en lugar de contraerse cuando se colocan es un error que los distrae. Aún así, aunque estas escenas son un tanto extrañas, el resto de la película está tan bien hecho que hay que perdonar al director. Dejando a un lado estos pequeños defectos, Réquiem por un sueño sigue siendo una de las mejores películas sobre drogas de los últimos tiempos.

Calificación de realismo: 2/5

7. En brujas (2008)

Droga: Cocaína

La tragicomedia de Martin McDonagh, protagonizada por Brendan Gleeson y Colin Farrell, es un estudio de personajes ingeniosos de dos sicarios jodidos, que se encuentran refrescándose en Bélgica después de que un trabajo salió mal. También presenta una de las escenas de cocaína más divertidas y precisas que jamás se haya comprometido con el celuloide. Cualquiera que alguna vez haya experimentado esa sensación sucia de las 4 am, cuando estás conectado, drogado y de repente te das cuenta de que estás inmerso en una conversación extraña con alguien que está completamente loco, apreciará esta. Sin más preámbulos les presento al racista, coked ... um, "personita". (La diversión realmente comienza alrededor de las 4:45).

Calificación de realismo: 4/5

8. Entrar en el vacío (2009)

La galardonada epopeya psicodélica de Gaspar Noé fue un tour de force visual y auditivo que, según los informes, se inspiró en que el director había visto La dama del lago, La adaptación de Raymond Chandler de Robert Montgomery en 1947 mientras estaba bajo la influencia de los hongos mágicos. Vacío se ve enteramente desde el punto de vista de Oscar, un joven traficante de drogas estadounidense cuyo espíritu se mueve y se mueve a través del vientre psicodélico de Tokio después de que la policía le disparó fatalmente. La secuencia en la que Oscar fuma DMT, el abuelo de todas las drogas psicodélicas, es sin duda una de las representaciones más hermosas y realistas de la experiencia psicodélica jamás capturada en una película.

Calificación de realismo: 5/5

9. Mátalos suavemente (2012)

Droga: heroína

Todo sobre la escena fundamental de la heroína en esta película de la mafia es genial. Claro, si vamos a ser quisquillosos, tal vez "Heroin" de Velvet Underground fue una opción un poco obvia para la banda sonora. Pero las actuaciones de Scoot McNairy y Ben Mendelsohn como los adorables jodidos Frankie y Russell son acertadas: los párpados pesados, los gestos faciales, el ritmo tartamudo del diálogo mientras los dos personajes entran y salen de su asentimiento, a mitad de camino. conversación ... Es una de las representaciones más realistas del uso de heroína que jamás haya visto.

Calificación de realismo: 5/5

10. El lobo de Wall Street (2013)

Drogas: Qualuudes, cocaína

Hay tantas escenas de drogas geniales en esta película que es difícil destacar una para llamar nuestra atención. Pero esta secuencia hilarante, donde Leonardo DiCaprio como el corredor de bolsa loco Jordan Belfort alcanza niveles de "parálisis cerebral" de intoxicación por Quaalude, y luego tiene que inhalar cocaína para que esté lo suficientemente coordinado para realizar la maniobra de Heimlich en Donnie Azoff (Jonah Hill), es una comedia genio. No solo eso, sino que es una representación perfecta del tipo de cosas que pueden suceder cuando tomas demasiados "ludes". Recuerdo que una vez arruiné una reunión importante con un sello discográfico porque me había tragado Quaaludes de antemano: me levanté de la mesa para orinar y me precipité hacia la mesa de al lado en mi camino a desaparecer por completo. Cuando enviaron a alguien a buscarme, me encontraron derrumbado sobre un urinario. Buenos tiempos.


15 mejores películas que puedes ver en los cines en Acción de Gracias

Incluso Congelado 2, Un hermoso día en el vecindario, y 21 puentes.

El Día de Acción de Gracias reúne a toda la familia bajo un mismo techo, y aunque eso puede parecer un poco abrumador, no hay nada como disfrutar de pavo, relleno y pastel con sus seres queridos. Mientras continúa finalizando el menú de la cena de Acción de Gracias y comienza a comprar todos los ingredientes necesarios para crear una comida inolvidable, es probable que usted y rsquoll comiencen a preguntarse qué otras actividades pueden hacer todos juntos. Por supuesto, todos pueden acurrucarse en el sofá y ver películas clásicas de Acción de Gracias o transmitir lanzamientos más recientes en Netflix, pero si simplemente no tienen el espacio, también tienen la opción de ir a los cines.

Desde histórica hasta comedia y animada, la selección de películas para el Día de Acción de Gracias 2019 en los cines obtendrá la aprobación de su familia y sus rsquos, aunque puede haber varias encuestas realizadas para ver solo una. Entonces, antes de pedirles a todos que se pongan sus abrigos y se suban al auto, aprenda todo sobre las 15 películas que se estrenarán en los cines justo a tiempo para el Día del Pavo.


A La Mode: 10 escenas de tarta inolvidables en las películas

Contáctenos en [email protected]

Solíamos pensar que había tantas escenas de pasteles en las películas porque el postre es muy evocador: hogar y hogar, vacaciones familiares y comodidad y mdash a altas horas de la noche incluso en un restaurante solitario al borde de la carretera. Pero ahora, creemos que probablemente se deba a que la tarta está deliciosamente desordenada.

Tomemos, por ejemplo, la ya muy discutida escena de hornear pasteles en la nueva película. Día laboral, donde la demostración de Josh Brolin & # 8217 a Kate Winslet de cómo hacer un delicioso pastel de melocotón sirve como el mismo tipo de juego previo pegajoso pero artesanal que la escena de la rueda de cerámica en Fantasma. Para prepararse para la escena, Día laboral la novelista Joyce Maynard (que puso la receta de su familia en el libro) y la exestilista gastronómica de Martha Stewart, Susan Spungen, llegaron al set como consultoras, y Brolin preparó innumerables pasteles como ensayo.

Por supuesto, la otra cara de hornear un pastel es destruirlo, especialmente en las películas. Esa corteza perfecta se perfora, se llena y las migas se trituran juntas o, a veces, todo el pastel simplemente se arroja a la cara de alguien. Si los pasteles de películas significan amor y calidez, también significan glotonería y humillación.

Aquí, entonces, hay 10 películas que nos hicieron reconsiderar de qué se trata realmente el pastel.

La escena de pastel más notoria de la historia llega en esta comedia de sexo adolescente de 1999 que subió el listón (o lo bajó, tal vez) por burlas y vergüenza por el bien de las risas. En realidad, la película & # 8217 es una broma general & ndash y & # 8217 es una película que comprendió esto antes que la mayoría & ndash es que, en la era de Internet, ya no hay & # 8217 ninguna expectativa de privacidad, por lo que no deberías esperar tus secretos sexuales más vergonzosos. permanecer en secreto por mucho tiempo.

Esto es cierto repetidamente para el virginal Jim (Jason Biggs). Cuando le dicen que los genitales de una mujer se sienten como un pastel de manzana caliente, Jim espía a su madre y un pastel recién horneado que se enfría en la cocina y le hace al pastel lo que Alexander Portnoy le hizo una vez a un trozo de hígado, solo para ser sorprendido en el acto. por su padre (Eugene Levy). Es difícil saber quién debería estar más avergonzado: ¿Jim? O Biggs, ¿quién será conocido para siempre como el actor que se joroba un pastel?

Aquí & # 8217s una película completa sobre tartas y pasteles deliciosos que son construidos con amor por la camarera sureña Jenna (Keri Russell). En sus manos expertas y espolvoreadas con harina, cada pastel es una obra maestra, y cada uno tiene un significado, relacionado con lo que Jenna estaba sintiendo en el momento en que lo horneó. Algunos de sus postres rellenos de natillas o frutas son pasteles felices, pero muchos son miserables, ya que Jenna es una prisionera virtual de su esposo neandertal, Earl (Jeremy Sisto). Él es cauteloso cuando ella queda embarazada, pero se pone furioso cuando ella quiere participar en un pastel horneado con un premio mayor en efectivo, ya que teme (con razón, resulta) que tanto el bebé como el concurso alejarán a su esposa de él.

In fact, Jenna has an affair with her OB/GYN (Nathan Fillion), an illicit bond cemented with gifts of pie. Still, for all the movie’s ominous atmosphere and romance-gone-wrong, it’s actually a very sweet film &mdash one that ends with a pie-themed lullaby, and with all the characters getting their just desserts.

Alan Ladd’s reluctant gunslinger hero is a man of few words, but then, so much of Shane is about things that must go unsaid. After all, the title character’s arrival at the Starrett farm threatens to displace paterfamilias Joe (Van Heflin), both as the father figure most admired by little Joey Starrett (Brandon de Wilde) and in the affections of Joe’s wife, Marian (Jean Arthur).

Shane and Marian are both too decent to act on their mutual attraction or even acknowledge it in words, but Joe seems to recognize that something is up when, with Shane as their dinner guest, Marian serves up the most delectable-looking apple pie in movie history, on the good china, with extra dessert forks. Soon, the pie-fueled Shane and Joe are trying to out-macho each other by chopping away at an old tree stump Joe has been unable to uproot by himself. The two men dig into it the way they dug into the pie, politely but ravenously, while a flushed Marian looks on.

We know at the beginning of Stand By Me that Gordie (Wil Wheaton) is destined to grow up to be a writer. In fact, it seems like he’s going to become Stephen King (who wrote “The Body,” the story that is the movie’s source), judging by the grotesque campfire story Gordie tells his pals. There are no ghosts or ghouls, but the story of “Lardass” Hogan is a cautionary revenge tale of a bullied youngster with a disgusting denouement worthy of King’s Carrie.

In Gordie’s story, the harassed fat kid wreaks vengeance on his community at the local pie-eating contest. Before the blueberry feast, he swallows a bottle of castor oil and a raw egg. After stuffing his face with pie, Davey projectile vomits a blue gusher over the crowd, prompting a chain reaction of vomiting, or what Gordie calls “a complete and total barf-o-rama.” Gordie’s audience of 12-year-old boys is enraptured, but if you’re a grown-up watching the movie at home, you might feel inclined to fast-forward past this part.

Not only does the climax of Mel Brooks’ classic Western spoof Blazing Saddles break through the fourth wall, it hurls a fusillade of pies through it. The movie’s final brawl between the good townsfolk of Rock Ridge and the desperadoes hired to drive them from their homes spills over onto an adjoining soundstage at the Warner Bros. studio lot, bursting through the set where a musical is being filmed. Once the gang of chorus boys has joined the melee, the fight moves to the studio commissary, where a pie fight is announced, and the entire cast gets creamed (including a group of hapless visitors on a studio tour).

Chief villain Hedy Hedley Lamarr (Harvey Korman) ducks into the men’s room, but not even he can stay dapper and fastidious for long when he reappears, he’s been pied, too. It’s not the biggest pie fight in screen history, but it’s one of the funniest &mdash and probably the most famous.

The foulest pies on film are surely those baked up in Tim Burton’s gory adaptation of Stephen Sondheim’s musical satire on capitalism. Vengeful 19th-century London barber Sweeney Todd (Johnny Depp) gets the rich and powerful to climb to his second-story salon and bare their necks to his razors. The bodies go through a trap door, down a chute, and into the basement, where they become fodder for Mrs. Lovett’s (Helena Bonham Carter) savory meat pie shop on the ground floor. (When she boasts in song that she offers “the worst pies in London,” she’s not kidding.)

Soon, her business is booming &mdash and so is his, despite the lack of repeat customers. Still, there seems to be an endless supply of hateful aristocrats and corrupt bureaucrats. So many, in fact, that you find yourself perversely rooting for Sweeney and Mrs. Lovett to keep cranking out the pasties.

Further proof that revenge is a dish best served in a pie tin comes in La ayuda, where housemaid Minny Jackson (Oscar-winning Octavia Spencer) comes up with a recipe for poetic justice after Hilly (Bryce Dallas Howard) fires her for daring to use the white folks’ toilet. In an apparent good will gesture, Minny bakes Hilly a chocolate pie and serves her a couple of helpings &ndash then reveals to her that not all the brown filling in the pie is chocolate.

The incident comes back to haunt Hilly at a charity raffle where she wins one of Minny’s chocolate pies (a real one) and assumes she’s being insulted. Fortunately for Minny, Hilly can’t retaliate against her without making public her own humiliation. Minny refers to her poo-filled pastry as “the Terrible Awful,” but she could also have called it Humble Pie.

Stanley Kubrick wanted to end his 1964 satire of nuclear doomsday in a very specific way: a pie fight between Russian and American officials in the War Room beneath Washington where the President (Peter Sellers), adviser Dr. Strangelove (also Sellers), General Buck Turgidson (George C. Scott) and other officials have tried and failed to prevent the rogue missile launch. But Kubrick felt the filmed result wrecked the tone of the movie, taking it from dry ironic absurdity to slapstick silliness. Plus, Turgidson had a line about the young president being struck down in the prime of his life by a pie in the months following the JFK assassination, that line suddenly seemed in bad taste.

Kubrick cut the film so that it would end with Strangelove miraculously rising from his wheelchair (“Mein Fuhrer! I can walk!”, followed by a montage of mushroom clouds. The footage of the pie fight seems to have been lost, but still photos remain, giving a good idea of the gooey chaos that, even in a movie whose punchline was the destruction of the world, was just too over-the-top. (You can see the stills in the behind-the-scenes documentary embedded on this page, starting at about 35:30.)

Inspired by the epic pie fight staged by Laurel and Hardy in their short “Battle of the Century,” director Blake Edwards decided to throw the biggest pie fight of all time in The Great Race. The comedy about a cross-continental early 20th-century auto race between daredevils The Great Leslie (Tony Curtis) and Professor Fate (Jack Lemmon) takes a detour in a European kingdom called Carpania, where the rivalry blunders into a vast bakery.

According to Hollywood lore, the ensuing battle involved some 2,500 pies made with real fruit and custard, and it took three days to shoot. It runs for a good five minutes on screen, with Curtis remaining miraculously immaculate long after the rest of the cast looks like walking Jackson Pollock paintings. (Finally, Natalie Wood lands a good solid hit to Curtis’ face.) It may not be the funniest pie fight ever, but it’s surely the grandest.

Nora Ephron made some witty movies about cooking (Julie & Julia) and love (Sleepless in Seattle), but food and love didn’t always go together harmoniously in her films. Think of Meg Ryan irking Billy Crystal with her persnickety salad and pie order (or embarrassing him with her fake orgasm in the deli, for that matter) in When Harry Met Sally, or Ryan scolding a gluttonous Tom Hanks for eating the party tray garnish in You’ve Got Mail, or Ryan and her sisters having a flour fight while trying to cook Thanksgiving dinner in Hanging Up. But nowhere is the food-love connection messier than in Ephron’s screenplay for Heartburn, based on her autobiographical novel about her marriage to Carl Bernstein.

In the Mike Nichols-directed film, the Ephron character, food writer Rachel (Meryl Streep) spends a lot of time enchanting the Bernstein character, political columnist Mark (Jack Nicholson), with her repertoire of recipes. Yet neither her cooking prowess nor even her pregnancy is enough to keep him from straying. In the movie’s climax, at a dinner party, she’s confronted with his latest betrayal. She walks to the kitchen counter, returns with a cream pie, thrusts it in his face, calmly asks him for the car keys and drives out of his life forever.


Top Ten Best Christmas Movies Of All Time

Ah, movie lists! How we love 'em, right? Well, I've got several for you this holiday season (but it's strictly feature films, so some great ones like A Charlie Brown Christmas won't be on this list). This one is the biggie, a list of the greatest Christmas films ever made, including action pics, comedy flicks, and family fare.

In the coming weeks, I'll also be posting additional lists for more action-oriented Christmas movies, off-beat comedies for the holidays, pure family films for all ages, and even a list of alternative "un-Christmas" Christmas movies for the more cynical among you.

So read on, for the best Christmas movie list you'll find, and the only one you'll need!

Coming in at number 10 on the list is the classic 1951 adaptation of Charles Dickens' Un villancico. As an alternative, though, I also think it's definitely worth considering adding the 1970's musical version Scrooge to your holiday viewing, too.

Next up is another classic at number 9, with the 1947 original telling of Miracle On 34th Street. Remakes and colorized versions have come and gone, but the original black-and-white is the best way to go for this one, for a viewing the whole family will enjoy.

Switching gears, the number 8 pick Gremlins mixes family holiday fare with some genuine gruesomeness and scares, but it's mostly the kind of scares kids love.

Time for a pure comedy, and number 7 Elf delivers in spades. All you need to know is that it includes a grown man dressed as an elf, whispering angrily to a sullen department-store Santa, "You sit on a throne of lies!" If you've not seen it, now's the time!

Para number 6, it's back to the true classics, and this oft-forgotten one is the finest of all the older traditional Christmas films. The Bishop's Wife is everything great, fun, and magical that a holiday movie should be. And the Christmas decorating scene remains one of the single best moments of any Christmas film.

Now we're into the top 5, and what better way to kick it off than another favorite comedy that became an instant classic as soon as it was released? Coming in at number 5 on the list is Una historia de navidad, and remember: you'll shoot your eye out, kid!

More comedy in the number 4 position, and a second entry by Steven Spielberg to boot. 1941 is not just one of the best Christmas films, but one of the best comedies ever made. This is for laughs for the grownups, and not quite a "family film."

If you were wondering when something animated would show up on the list, wait no further. Mi number 3 selection The Nightmare Before Christmas is the ultimate in animated awesomeness, brilliantly realized in visuals, music, and storytelling.

The penultimate pic pick at number 2 is one of those films set during the Christmas season, with repeated references to the holiday backdrop as a counterweight contrasting the thematic and tonal qualities of the rest of the story. Brazil is a work of genius on every level, magnificent as a sort of "un-Christmas" Christmas film about the power of imagination as it battles the power of oppression and hopelessness.

And finally, the number 1 Christmas film of all time. Could it be anything else? Of course not, because Die Hard is everything every Christmas movie should always be forever. It's a mix of the baddie from The Grinch Who Stole Christmas the unbeatable hero who shows up to teach everyone a lesson from Miracle On 34th Street the ghosts of past, present, and future who bring insight and change from Un villancico plus every redemptive struggle about family and personal evolution and good versus evil, all wrapped up in a big shiny box with a bow made of explosions and bullets. There's Christmas, and then there's Christmas with punching terrorists in the face and winning back your entire family -- which do YOU prefer?

It doesn't matter what you prefer, actually, because Bruce Willis prefers the latter, and Bruce Willis always wins. You'd know that if you watched the Die Hard movies. So start watching now, beginning with this one.

And that's how it's done. Ho ho ho, yippie ki-yay, and Merry Christmas!

UPDATE ! In light of the reactions from folks furious that my list didn't totally conform to their own preferences, I want to offer up this handy guide to identifying some of the reactions posted to my article. Thanks to my brother, Chris, for pointing this guide out to me, and thanks to Linda Holmes of NPR for supplying such an excellent guide:


Imaginary Eats: Our Favorite Fictional Foods from Screens Big and Small

Eating and moviegoing go together naturally. It's few who can resist the lure of popcorn while watching a film. Often the same is true for sitting in front of the small screen. But some of our favorite foods don't go with the screen they appear en eso. Celebrate with us as we explore some of our top fictional foods from movies and TV, and learn about the few that have made it into real life.

Homer inadvertently creates tomacco &mdash a tomato-tobacco hybrid &mdash when he fertilizes his fields with plutonium. The resulting fruit, which tastes terrible, proves to be powerfully addictive. Laramie Cigarettes try to buy tomacco rights from Homer with the intent to market it to children. Luckily, Homer holds out for more money, which allows time for the tomacco-crazed farm animals to eat the entire crop, save one plant, which is destroyed in a helicopter crash. Doh!

Recipes: You don't need nicotine to become addicted to the taste of fresh tomatoes. Eat them out of hand, on a sandwich, or on one of these 14 tomato salads.

Liz Lemon loves her comfort foods, and what's better than three of her faves rolled into one. Behold, the Cheesy Blaster, a Jack cheese&ndashstuffed hot dog folded in a pizza. Thanks, Meat Cat!

Recipes: Hungry now? Try one of our hot dogs and toppings recipes or whip up one of these easy homemade pizza recipes. We'll leave the creative combinations thereof up to you.

Krabby Patties, lovingly cooked by the show's star, are in large part responsible for The Krusty Krab's popularity in Bikini Bottom. Their popularity certainly inspires the ire of Sheldon J. Plankton &mdash owner of the competing but inferior Chum Bucket &mdash who continually tries to steal the top-secret recipe.

Recipes: Are Krabby Patties more crab cake o burger? We're not sure, but we'll take them either way.

You can drink it hot or you can drink it cold. But one thing's for certain: no trip to The Three Broomsticks in Hogsmeade or the Leaky Cauldron in Diagon Alley is complete without a glass of butterbeer.

Recipes: It may be a Muggle's approximation, but we still think this Warm Spiced Cider tastes magical.

If you're in South Park and want a snack, it's bound to be Cheesy Poofs. These Cheetos-like nosh are beloved by Cartman and the gang. Who can blame them? If you didn't eat Cheesy Poofs, you'd be lame! In honor of South Park's 15th season, Comedy Central and Frito-Lay created real Cheesy Poofs to sell at Wal-Mart stores.

Recipe: They're no Poofs, but these chips and snacks recipes are anything but lame.

In the second installment of the time-travelling comedy, it's 2015, and the McFly family enjoys a dehydrated pizza from the Hill Valley Pizza Hut. In its dehydrated form, the pie is about the size of a cookie, and its mylar package instructs diners to, "Remove from wrapper and rehydrate for 2 seconds." Marty asks why you can't just eat the pizza as is. Let's just say that a dehydrated pizza voluntad eventually return to its natural state &mdash in the stomach or outside of it.

Recipe: These pies take a bit longer than a couple seconds to cook, but we're betting they're leagues better than the rehydrated kind. Echa un vistazo a nuestro ultimate guide to making pizza.